¿Miguel Cabrera el próximo Ugueth Urbina?


Ayer publiqué en este blog una cronología de tres hechos escandalosos en los que se ha visto envuelto Miguel Cabrera en lo que va de 2009. Por fuera quedaron los de años pasados –que existen y son graves- y otros que desconocemos –que seguramente existen, pero no se publican-. En todo caso, la gravedad de los ayer aquí expuestos es suficiente como para darse cuenta que algo anda realmente mal con Miguel Cabrera.

“El muchacho de la película”, como lo llama Pascual Artiles, es ya todo un profesional en el bajo arte de buscar pleitos, provocar peleas, amenazar y golpear. Un camorrero con título. Empezó el kínder golpeando, junto con un familiar, a un joven en una discoteca de Maracay. Luego cursó la primaria  insultando y amenazando desde el dogout de los Tigres de Aragua a Jesús Guzmán. Sacó el bachillerato ofreciéndole unos golpes y unos tiros de su “click-clark” a un hombre y a un joven obeso que le dijo “déjame ser” después de que “Miguelito” se burlara de su gordura –como si él, ejem, ejem, tuviera mucha moral para ello-. Y se graduó de pregrado, con honores incluidos, rompiendole el labio inferior a su esposa. Los méritos para el posgrado y doctorado los dejo a su imaginación.

Paralelamente ha comenzado a dictar cátedra en irresponsabilidad e irrespeto. Irresponsabilidad porque cuando su equipo se juega la vida en una serie contra los Medias Blancas, él, que es el slugger, bebe hasta el amanecer en lugar de descansar y entrenar; e irrespeto porque lo hace en compañía de los jugadores de los Medias Blancas, que recién le acababan de propinar una vergonzosa paliza 8-0 en la que él se fue de 4-0. Y, por si esto no bastara, nuestro muchachote de película hizo un intensivo en alcohol, el cual pasó con la gloriosa e inolvidable cifra –publicada en cuadro de honor, obviamente- de 0.26, tres veces y dos centésimas más que el mínimo requerido para pasar, 0.8.

Así las cosas, es muy poco lo bueno que puede decirse de él este año. El “Miguelito” que ponía al niño en el pesebre de Movilnet, el “líder Maltín”, el muchacho que antes protagonizaba una película épica, ahora protagoniza una de terror, y de las malas, que son las que dejan un mal recuerdo. ¿Que cuando está en pleno uso, goce y disfute de sus facultades batea y es excelente beisbolista? Sí. ¿Que tiene talento? Y de sobra, como pa´regalar. Pero le falta mucho en educación, respeto y responsabilidad. Es un muchacho grande, con mucha plata, engreído de fama y elogios, que jura tener el mundo a sus pies. Se cree invencible y se ha vuelto prepotente, peleón, desobediente, irresponsable y patán. Esta vez ha llegado bastante lejos…pero siempre puede ser peor. ¿Por qué será que la gente talentosa tiene tendencia a la autodestrucción? Que se vea en el espejo de Ugueth Urbina, porque el talento con la pelota de nada vale en una cárcel...y para allá va derechito si no cambia.

2 comments:

Joha said...

Es que definitivamente todo lo que toca el gobierno lo vuelve mier...coles

JULIO said...

SR. ALBERTO CIMINO TENGO ALREDEDOR DE UN MES Y MEDIO ESPERANDO EL PAGO DEL SERVICIO DE TRANSFERENCIA DE VIDEO QUE LE REALIZE A USTED, DE UN GRUPO DE DE CINTAS DE VIDEO DE LA SRA. DORA MAZZONE Y SR. OSWALDO MAGO DE LOS CUALES USTED ES SU REPRESENTANTE , PERO EN REPETIDAS OCACIONES QUE TRATO DE COBRARLE A SU ASISTENTE LA SEÑORA CLARISSA SE MOLESTA Y ME DICE QUE PARA LA SIGUIENTE QUINCENA Y SE MOLESTA, SI NO MAL NO RECUERDO EN LA ULTIMA CONVERSACION PERSONAL ENTRE USTED Y YO , ME DIJO QUE ESE PAGO NO TARDABA MAS DE 8 DIAS PARA CANCELARLO, DISCULPE ESTA MANERA DE COMUNICARME CON USTED, PERO SE ME HACE IMPOSIBLE YA QUE NO ME REGRESA LAS LLAMADAS NI ME CONTESTA LOS E-MAIL

GRACIAS DE ANTEMANO

ATENTAMENTE