¡Bravo Vinotinto!


Muy emocionada me sentí el día de ayer con la histórica victoria de nuestra Vinotinto ante Brasil en un partido amistoso, que no por amistoso fue menos importante, ya que nunca en ese tipo de juegos le habíamos ganado a nuestros vecinos de Brasil, pentacampeones del mundo.

Dejé de ver los algunos minutos de Toda Una Dama para ver el final del juego por Meridiano TV y ser testigo, en vivo y directo, del momento histórico en el cual la pequeña Venezuela, ese rival invisible que no mereció ni un comentario de Dunga en la rueda de prensa previa al duelo, le daba, a la chita-callando, una lección de humildad.

En Brasil pusieron el grito en el cielo. O´Globo gritó ¡qué horror!; Lance dijo ¡qué vergüenza!; y Folha de Sao Paulo vio todo “muy mal”. Mientras acá todos nos alegramos, Líder eufórico soltó una grosería -¡Carajo! Le ganamos a Brasil-; Meridiano habló de un vinotintazo, y Últimas Noticias abrió buscándole camorra al vecino, haciendo hincapié en que lo “humillamos”.

Se callaron por un momento las críticas al nuevo DT César Farías, las cuales han sido directamente proporcionales al mal juego de nuestra selección en encuentros previos. Pero ayer no. Por una noche fueron héroes, por una noche volvieron a conectar al país con el fútbol, por una noche soñaron.

Pero cuidado, como le leí hoy a Manuel Todea en Meridiano: “un equipo nunca es tan bueno cuando gana, ni tan malo cuando pierde”. Que la victoria no nos obnubile, ¡y a Uruguay se ha dicho! ¡Bravo Vinotinto!

2 comments:

"La Cop" said...

Soy venezolana!...pero estoy cansada de las alegrías de tísico a las que nos tiene acostumbrada la bendita Vinotinto!...

Nose mucho de deportes pero a este equipo le falta como madurar mucho!

Abrazos!

Luz Clarita said...

*Bueno "La Cop" lo que pasa es que La Vinotinto ahora es que está empezando...Lo de Brasil es un paso más dentro de la evolución de la selección...Sin caer en triunfalismo, yo creo que fue un paso importante...Yo digo que pasito a pasito vayan haciendo lo que deben y pelillos a la mar jajaja...¡SALUDOS!