Cosas del CNE...

El cuento es más o menos así: Pido permiso en la oficina para salir antes y poder ir al curso de capacitación del CNE. Salgo a las 2 PM de la oficina y a eso de las 2:20 PM pasa la camionetita que va a Los Ruices, donde me toca el curso. Cola, cola y más cola. 2:45 PM y estoy por el Centro Comercial Milenium -¿te suena, Diosdado?- en Los Dos Caminos. 3:05 PM y llego por fin al sitio donde el CNE me indicó que tengo que hacer el curso. Tono simpático y sonrisa amable: “Buenas tardes, vengo a hacer el curso del CNE para…”. “Eso no es aquí mi amor”. Cara de asombro: “No señor, pero mire aquí en el papel dice…”. “Sí corazón pero no es acá”. Un poco alterada: “Pero, ¿cómo que no es acá? Si en el papel del CNE dice tal y tal dirección”. “Respira cielo, yo sé, todo el mundo viene equivocado para acá pero no es aquí”. Indignada: “No, no, no, esto no puede ser, pero entonces, ¿dónde es?”. “Eso es como por La Urbina me parece”. Ya impaciente: “Mire señor, a las 3 es el último curso y hoy es el último día, por favor, ¿le parece o es?”. “Jordi, ¿lo del CNE es en La Urbina?...Nahh tu nunca saber na´, pero sí es por allá”. “¿En que parte?”. “Creo que por el Coliseo”. “¿Ahhh?”. "Como por el Coliseo me parece". "Gracias". 3:20 PM me voy resignada…¡Qué el CNE se atreva a multarme para que vean!

1 comments:

Samy Yasser Mahmod Quintana said...

que se va a hacer flaca, así es Venezuela. Eso no quiere decir que sea bueno ni que debamos acostumbrarnos a las cosas que pasan aquí.

Y como el que no chilla no mama, tenemos que hablar y decir lo que hay que decir cuando la ocasion lo amerita y esperar a que con eso sea suficiente para que mejoren la calidad del servicio