No, señores, esto de maravilloso no tuvo NADA

Yo entiendo que a mal tiempo buena cara, y que hay que tratar de ser optimistas, positivos, y bla, bla, blá, pero el optimismo ulta radical es estúpido. Y a mi me van a disculpar, pero he visto en radio, internet, prensa y TV a políticos, colegas y analistas diciendo que en verdad lo que pasó el domingo no fue tan malo. ¿Qué no fue tan malo? Señores, mesura, claro que fue malo.

6,4 millones de venezolanos, con su voto, le dieron el visto bueno a la reelección ad infinitum. Y lo hicieron no cuando en el poder está un buen gobernante que con su gestión está llevando el país a niveles de progreso nunca visto, sino cuando en él se encuentra un déspota, que tiene control absoluto de todos los órganos del Estado, es mal gobernante y tiene aspiraciones dictatoriales. Es decir 6,4 millones, la mayoría, abrió los brazos y le dijo al déspota: gobiérnanos para siempre, sé nuestro dictador. ¿Qué esto no es malo? ¡Háganme uds el favor, es pésimo!

Por otro lado hubo un 29,6% de abstención. Nada nuevo. La abstención de de dos cifras es la constante en este país, así que de ellos ni me ocupo ni me preocupo porque siempre han sido lo mismo. Gente a la que este país no le importa, no le ha importado y creo que nunca le importará, aunque al menos se hundirán y la pasarán mal junto a nosotros.

Dejándolos por fuera y para recapitular: los que quieren dictadura y mal gobierno son más que los que no queremos. ¿Dónde está lo bueno? Cierto que aumentó un pelín el grupo de gente que dijo NO, pero igual siguen –seguimos- siendo minoría. Y es más, me disculpan el negativismo, pero lo que aumentó el NO fue nada para lo debía haber sido.

En fin, señores, las cosas en su justa dimensión. Esto de “espléndido”, “maravilloso” o “favorable” no tuvo NADA; de esperanzador MUY POCO; de malo BASTANTE y de pavoroso TODO.

5 comments:

Cop-cita said...

Ah no Lucecita!.... Tampoco así!...Un punto neutral de la cosa!...Es verdad nada espléndido ocurrió...pero sencillamente vivimos en un país donde por lo menos la mitad mas 1 gana....así de sencillo.... Aceptar ir a unas elecciones con el panorama que se daba realmente no era lo que se tenia planeado inicialmente... y el trabajo que se hizo fue bueno...No excelente ...pero si fue bueno!

Tal como respondiste a algunos en el post anterior.... A agarrarse de la fe y de Dios para superar las adversidades es lo que toca!

Realmente pienso que para poder madurar hay que llevar trancazos y si esto es necesario para que eso ocurra, pues bienvenidos los trancazos!

Nose Luz!...es mi punto de vista!

Saluditos Lucecita!!!

Anonymous said...

al fin me siento completamente identificado con un post de usted...

Es ciertamente lamentable como "se le resta importancia" a situaciones q son mas q alarmantes. ya lo dije en un foro, q fue esta eleccion, un nuevo conteo de cuantos somos? no fue suficiente el referendum anterior y las elecciones de autoridades locales-regionales?... pues parece q no, solo q el unico detalle de esta nueva misura, nos costo la posibilidad de un futuro un poco mas despejado.

Me da verguenza todo!

Luz Clarita said...

*Ok Cop-cita, yo entiendo el punto. Ahora bien, a lo que quiero llegar es que para aprender de los errores se deben evaluar en su justa dimensión...y eso no es lo que se está haciendo. Hay muchos políticos, muchos analistas y muchos por allí que pretenden ahora hacernos creer que lo que pasó fue lo mejor que podía pasar, que esto de derrota poco y de victoria algo, en fin, que hay que ir brincando de alegría por las calles; y no, así no lo veo yo. Estas elecciones había que ganarlas, eran importantes, y no se pudo...de allí deben partir todos los análisis...¡SALUDOS!

*Definitivamente compartimos todo en este caso anónimo1...¡SALUDOS!

Anonymous said...

ES QUE DEFINITIVAMENTE, NI DIOS PUEDE CON CHAVEZ...

El exiliado de la TV said...

Yo único que sé es que, aparte de que me arruinaron mi cumpleaños (fue el lunes 16), esto confirma lo que siempre dije, ¿Remember?: ESTE PUEBLO TIENE LO QUE SE MERECE.

Ahora lo único que queda es esperar a que ESTE MISMO PUEBLO TERMINE AUTODESTRUYÉNDOSE Y EN MEDIO DE LÁGRIMAS DE SANGRE, como también pasó en aquél país que alguna vez se llamó Yugoslavia...

Se van a acordar de mí.


Saludos.

PD: Discúpenme tod@s ustedes la dureza (incluyendo a usted, Sra. LC), pero esto es lo que siento, sorry...