Que Dios nos agarre confesados, porque esto ahora es indefinido...

Estas líneas van para los lectores de siempre, esos que con su fidelidad y consecuencia han logrado darle vida a este blog durante los más de dos años que lleva en la red. A esos que hoy, al igual que yo y tantos otros, amanecen, si es que pudieron dormir, con un vaivén sentimental que se mueve entre la tristeza y el miedo, el desasosiego y la decepción, la incertidumbre y las ganas de correr. A los que probablemente lloraron anoche y que esta mañana, solos frente al espejo, se dieron cuenta que pocas horas de sueño no hacen milagros, y, en efecto, la situación es tan mala como la vieron anoche. En fin, a los que, como yo, están preocupados.

¿Hubo manipulación de resultados anoche? No sé y no puedo saberlo, así que, para además ubicarnos en el peor de los escenarios posibles, vamos a tomar por buenas las cifras del CNE: Aproximadamente 6,4 millones de personas votaron a favor de la posibilidad de reelección ad infinitum de gobernadores, alcaldes, diputados y presidente.

Esto, de por sí, ya es terrible.

Las segundas partes casi nunca han sido buenas, y las pocas que lo fueron jamás superaron la gloria de sus antecesoras. Es decir, que por más que alguien se esfuerce en hacer un buen segundo gobierno, siempre será peor que el anterior; eso suponiendo que hay buenos gobiernos, cosa que para mí no existe: Hay gobiernos medianamente buenos que al reelegirse pierden ese “medianamente” y se vuelven, en el mejor de los casos, mediocres; en el más común de ellos, malos; y en el peor de todos, una soberana calamidad. Y si eso es así con segundos períodos, imagínense con terceros, cuartos o quintos.

Que la gente no haya sido capaz de verlo lo que nos quiere decir es que en este país hay 6,4 millones de bobalicones e ilusos que todavía creen que hay en la tierra quien pueda hacer un gobierno digno de ser reelegido indefinidamente. Pobres, morirán de decepción.

Sin embargo, hay algo mucho peor.

Toda esa “ilusión colectiva” no se da en medio de un buen y eficiente gobierno, ¡no!, se da en medio de uno que ha sido, literalmente, una ruina. Para el gobierno de Chávez sobran los (des)calificativos y se podría resumir todo en decir, sin caer en exageración, que es la antítesis del bienestar y la prosperidad. Entonces, que precisamente en medio de algo así haya 6,4 millones de personas que consideren semejante porquería como digna de reelección ad infinitum, nos habla no de gente ilusa, sino, más bien, estúpida.

¿Por qué esta estupidez colectiva? Ha varios motivos: ignorancia, venganza, resentimiento, bozal de arepa, compra de conciencias, entre otros. Todos ellos –menos la ignorancia, salvo cuando es supina- con el común denominador de una falta de decoro político y moral, de una abismal ausencia de valores y de ética. Precisamente de lo que nos haría ser un pueblo con criterio. Pero no lo somos y, mientras estas sean las características de las mayorías, no lo seremos. De allí la enorme gravedad del permitir la reelección indefinida, ya que Chávez en la presidencia, y sus “Chavitos” en los otros cargos, permanecerán allí, robando y saqueando, hasta que les dé la gana o hasta que esto se acabe, lo que suceda primero.

Al final este es el drama de Venezuela. Vivimos en eso que Tockeville llamó la “democracia despótica”, la “tiranía de las mayorías”. Esa masa ignara es el instrumento mediante el cual Chávez impone su siempre dictatorial voluntad para hacer lo que se le viene en gana, generalmente más malo que bueno, y así acabar con el país. Chávez destruye; la masa celebra, aplaude, ríe y vota; y nosotros, atados constitucionalmente de manos y sin poder hacer nada, nos hundimos con el país.

Cual si fuéramos protagonistas de una película de terror, vemos como destruyen Venezuela y no podemos hacer nada. La ruina viene y la horda aplaude. Se lo advertimos y sólo ríen. Les damos soluciones y hacen lo contrario. Se acaba esto y ellos felices. ¿Qué nos queda? No lo sé. Mientras, que Dios nos agarre confesados porque esto, ahora, es indefinido.

8 comments:

Cumanes said...

Suscribo todas y cada una de sus palabras.

En que clase de sociedad nos hemos convertido?

luis said...

Bueno la segunda parte del quijote es incluso mejor que la primera.
peor ese es un caso raro.
A mi lo que me preocupa, son esos 5 millones de personas que piensan que la politica no es con ellos, que tienenla indiferencia como norma de vida y ni se acercan a los centros de votacion.
esa indiferencia en esta circunstancia es Complicidad. pura y simple.

a los que voitaron por el si, se les puede endilgar muchos epitetos, pero por lo menos no son indiferentes, creen en eso y punto.
pero a esos 5 millones de abstencionistas, son el sintoma de una sociedad que se desintegra, una sociedad anonimica. De una soceidad narciscista del ego, mas alla de ellos no existe nada, solo un vacio oscuro que no les interesa.
Ellos pueden que votaran por el Si, se los podria aceptar, pero eso de abstenerse, de dejar pasar eso si que no.
y es en esos 5 millones donde reside la verdadera tragedia

Jesús Maury said...

auqneu vote, entiendo muchisimo a los que se abstienen... la gran interrogante es "para que?" igual va a ganar, mientras no exista un organismo transparente que vigile cada voto y haga caso a cada reclamo, quedara la incertudimbre de la legalidad del proceso.

Hoy estoy desanimado... y hoy me dije, era mejor seguir durmiendo que hacer esa cola de dos horas y mancharme el dedo, ooootra vez para perder.

Anonymous said...

A veces cuando somos desobedientes se nos viene un castigo como este, y eso era lo que nececita Venezuela un escarmiento en su totalidad.

Esto que nos esta pasando es un proposito de Dios para nuestra patria a ver si maduramos de una vez por todas, ya es el momento de pensar en ella aunque estemos al borde del abismo.

Ya basta de lamentos, lo primero que debemos hacer es reconocer nuestros errores, aprendamos nuestra leccion, ayudemos a otros y pongamos el nombre de nuestro pais en alto.

Estan caidos? si, de manera temporal pero, Destruidos? absolutamente no, apenas este es el comienzo de la refinacion, depuracion de nuestras almas para poder afrontar con alegria y optimismo las dificultades que se nos pongan.

No se acuerdan de la historia? Que ha ocurrido?

Los imperios, el despotismo, la anarquia nunca han permanecido por muchos anos en nuestro pais, mas bien, se han desboronado dramaticamente y esta que estamos viviendo no sera la ecepcion, claro que no.

Tengo la conviccion que todas estas cosas nos ayudan a bien, todo tiene un proposito asi que, vamos adelante siempre con la frente en alto y pensando que si ponemos nuestra nacion en las manos de Dios, todo, absolutamente todo saldra mejor.

Un abrazo para todos mis compatriotas.

a4jesus.

Crítica said...

No se si estamos perdidos o destruidos, confieso que también, después de la etapa depresiva, caí en el letargo de decir que jamás volvería a votar para perder. Lo que sí se es que somos tan responsables nosotros como los políticos que hacen las veces de ser líderes y sólo están bajo sus aspiraciones de bolsillo. Culpables también los que, aunque votaron por el No, no abrieron su boca para decirle a los indecisos el porqué de la importancia de no darle más poder a los poderosos, fue culpa de aquellos que en vez de estar en su trinchera, en su puesto de combate como testigos, defendiendo las voces de muchos. Fueron culpables también todos aquellos que, teniendo un liderazgo opositor, prefirieron pasarse a la acera de enfrente tan sólo por apetencias económicas, a todos aquellos que no salieron a votar, que después de los resultados dijeron la frase "yo hubiese votado por el No" esos apátridas que son sólo transeúntes de un país que no llevan en el corazón. A todos esas personas, y a los seis millones 400 mil venezolanos que, entre ceguera, temor, estupidez y compra de conciencia, le dieron la oportunidad a Chávez de seguir saqueando al país, a ellos les debemos la triste realidad de nuestra nación. Sepan ustedes que, como nostros, también sufrirán los embates de lo que viene, y gracias a ustedes será más temprano que tarde, sin ánimos de ser apocalíptica. No se que clase de país le ofreceré a mi hijo, no se como decirle que, salvo los estudiantes, que deben hacer tienda aparte de los politiqueros ambiciosos y groseros que quieren vivir a costillas de su trabajo, no hay un panorama bueno en su futuro. Es lamentable, pero es así. Saludos Luz, completamente de acuerdo con tu análisis.

Cop-cita said...

Ay Lucecita!.... Yo pienso y pienso sobre lo que paso el 15F y concluyo:

1.- Los abstencionistas son vómito!...Punto!....Ni mas ni menos!...No concibo que se hayan quedado en sus casas haciendo arepas o tan sólo viendo TV.... Es insólito que casi el 32% de los venezolanos inscritos no haya salido a votar.

2.- Que la gente que creyó que el voto NO es secreto estaba bien pelada; y los que votaron por la opcion contraria considerando esa premisa es mas deprimente que los mismos chavistas ilusos e inocentes.

3.- Que el CNE es el ente mas desordenado y menos responsable de todos los entes del país.

4.- Estoy tan trsite y decepcionada porque no es posible que Venezuela este en manos de los abstencionistas y los chavistas.

5.- Hay que seguir luchando....recuperando espacios... porque hay algo alentador: La popularidad de Chavez bajo y la opsición agarró mas votos que la eleccion anterior.

6.- Que no se lograron los objetivos....Por ahora!!!

Una saludo cálido y afectuoso para ti Lucecita!

Luz Clarita said...

*En una de las peores Cumanés...¡SALUDOS!

*jajaja Luisito, bueno, por eso dije "casi nunca" porque hay genialidades como la de El Quijote...En cuanto a los abstencionistas, puer mira, no sé qué pensar. Toda la vida la abstención de 2 cifras ha sido la constante en este país, hay un grupo representativo de gente que no vota, ¿por qué no lo hacen? Ni idea, pero para mi ya son un caso perdido, aunque siempre tengo el consuelo que igual se joden con uno...¡SALUDOS!

*Ay sobrino, no te culpo ni por el desanimo ni por sentir lo que sientes. Es cierto, votar en estas condiciones es malo, pero no hacerlo es peor...entonces toca usar la teoría del mal menor...Aunque en Aragüa, la verdad, parece siempre caso perdido...¡SALUDOS!

*Bueno a4jesus siempre son reconfortantes esos mensajes cristianos que tú traes. Es cierto, ya a estas alturas habrá que apelar a la fe y a Dios...¡SALUDOS!

*En esto hay muchos culpables Crítica y creo que con mucho tino los nombras en tu comentario. Todos, de repente, pudimos haber hecho más; unos más que otros claro está, pero en fin, nos sale rectificar, nos sale ver en qué nos equivocamos, y nos sale enmendar la plana...Pero para eso hay que leer bien lo que pasó y muchos andan en una burbuja de felicidad que no se ajusta a la realidad...¡SALUDOS!

*Bueno, ya que lo mencionas, "Cop-cita", lo del CNE raya en lo abusivo e inmoral. La incompetencia supina y deliberada de la "banda de los 4" no tiene perdón. ¡Qué falta de todo! El ventajismo gubernamental fue vomitivo...y bueno chica, a hacer lo que se puede, a luchar como podamos...y que la suerte nos sonría un poco...¡SALUDOS!

max452 said...

Bueno, también deben tomar en cuenta los que parecen son usados para la trampa como este:
http://documents.scribd.com/docs/1hjb76zes0jfh0ujna9j.pdf